Mario Vargas Llosa, en «Elogio de la lectura y la ficción»


Mario Vargas Llosa, en «Elogio de la lectura y la ficción»:

«...leer es protestar contra las insuficiencias de la vida. Quien busca en la ficción lo que no tiene, dice, sin necesidad de decirlo, ni siquiera saberlo, que la vida [...] debería ser mejor.»

·

La creatividad surge de hallar –pensando diferente del resto– ideas absurdas, para así nuevamente pensarlas y darles coherencia.

Ahí la importancia de la Lógica: porque sólo con ella es posible tanto hallar los absurdos como obtener la coherencia.

·


sábado, 25 de mayo de 2013

CUERDA DE RESORTE EN LA ESPALDA


Para Lalo, el oso
con su tambor de veintiún años



El oso marchaba al ritmo de su tambor
y el tambor sonaba al ritmo del oso.
Trepidantes ambos, las víctimas iban
con retumbos marcando el tiempo
y por el tiempo retumbos marcando.



El tambor perdió el barniz sobre
su ecléctico parche, estruendoso;
el oso perdía su tambor por hacer
del tambor lo que era al sonar.



El oso anduvo marchando, ya triste
y desolado; la marcha era musical.
Retumbos de ambos, sus bélicas
andanzas al ritmo, venganza
contra el tiempo, el hecho infeliz.



Eran uno solo, tambor y oso:
los dos vivían al entrar en contacto
el palillo con el parche, estruendoso,
tan ecléctico y éste guerrero,
combatiendo la infinitud del tiempo.



Oso y tambor con la cuerda
de resorte en la espalda del oso
trepidante sobre las notas
de su intensa y continua marcha.



19 de Mayo de 2013

jueves, 23 de mayo de 2013

CARE AND SHAME


To Paulina
To Lalo



The photography showing
there was something joining them.
All of them, shoeless, shoeless;
were the same, they were the same.



Over lucky rocks, unknown,
talking over rocks the three.
Basalt rocks, gray of basalt.
Gray of basalt, shade of them.



Fine soles, soles of her, fine soles,
cleanliness on her toenails.
Wide soles, soles of men, widesoles,
cleanliness on their footprints.



Like a girl playing, swinging,
awsome; awsome, group of ten.
Both boys and their silent eyes
admiring the awsome girl.



Ingenuity words talking
by his voice, talking wildly;
Ingenuity notes the other
voice, talking silent, the voice.



Shame: she did not sing, her shame.
Misterious voice, the talent
searched, even hidden, her voice.
Shame: she did not sing, the shame.



Even hard, cleanliness kept on
her fine soles, cleanliness, soles;
group of ten, awsome,
swinging, like a girl playing.



Also their regard, also,
offering ingenuity,
their wild words, their notes, wildness;
their silence, their notes or words.



And the piece of life, just a piece,
showing what the photography
exposes step by step with
memories, love, care and shame.

May 23, 2013

CARIÑO Y APRENSIÓN


Para Paulina
Para Lalo



Muestra la fotografía
que a los tres unía algo.
Sendas gentes descalzas,
iguales las tres gentes.



Sobre fortuitas rocas
yacían conversando a trío.
Grises las rocas, gris de
basalto; sus matices.



Ella de finas plantas,
uñas limpias, finas eran.
Plantas amplias eran
ellos; huellas limpias.



Como niña alternaba
la decena admirable.
Ambos de ojos callados
admirando a la niña.



Con palabras de ingenio
hablaba uno, silvestres
palabras; ingenio de
notas el otro, silencio.



Vergüenza: ella no cantó.
De voz misteriosa el
talento buscado, tan
inédito; ella no cantó.



Pero infranqueable era la
limpieza de las plantas,
la decena admirable
alternada de niña.



También las miradas
ofreciendo el ingenio,
las silvestres palabras,
la notas, el silencio.



Y la alícuota de vida
que muestra la fotografía
surge a poco del recuerdo,
del cariño y la aprensión.

23 de Mayo de 2013

domingo, 19 de mayo de 2013

PELOS DE GATO




y a quien no le importa estar aquí o allá...

Rudyard Kipling



Los días iban, avanzaban.
Nadie tocaba el timbre.
Gente también avanzando.
Nadie quería visitarla.



Los gatos deambulaban.
Ella jugaba: tenía uno.
Soltaba pelo, el gato.
La coladera se tapó.



De hambre moría el plomero.
Tenía asco, eran de ella.
Negros, revueltos, húmedos.
El hombre tenía la creencia.



Ella le pagó indignada.
Metamorfosis absurda.
«Salen víboras, son los pelos.
Pelos de mujer, sus pelos.»
«No me diga más. ¡Lárguese!»



Saltó el gato como siempre.
El baño y su ventana
abierta, eludiéndolo,
todo el gas de fermentación.
El intestino es el reactor.



Saltó el gato como siempre.
Porque tenía asco el animal.
Caja de arena en mosaico.
Azulejo prístino, y el
ámbito de aroma hostil.



Caja de arena, horneada.
Fría, pálida cerámica.
Gélida; así sus visitas.
Recuerdo fermentado eran.



Dolor inspirado, soberbia
contra el avance continuo.
Del tiempo y muchas personas
pálidas como fantasmas.



Como helada cerámica
su intocable espíritu,
o la amarga repulsión.
Por el asco, ausencia hostil.



El fermento de una muerte:
lejanía y abandono.
Al amparo de los gatos,
los que habían salido,
por la hostilidad fétida o



la leyenda increíble.
Ambos gatos serviciales.
Iba el tiempo avanzando,
oprimiendo por el timbre
no oprimido el corazón.



Por la gente más soberbia
que por asco a la propia
soberbia, la mierda, están
castigando y avanzando.
Con el tiempo y sus días.



Sobre la gélida caja
de arena y varios rencores.



19 de Mayo de 2013