Mario Vargas Llosa, en «Elogio de la lectura y la ficción»


Mario Vargas Llosa, en «Elogio de la lectura y la ficción»:

«...leer es protestar contra las insuficiencias de la vida. Quien busca en la ficción lo que no tiene, dice, sin necesidad de decirlo, ni siquiera saberlo, que la vida [...] debería ser mejor.»

·

La creatividad surge de hallar –pensando diferente del resto– ideas absurdas, para así nuevamente pensarlas y darles coherencia.

Ahí la importancia de la Lógica: porque sólo con ella es posible tanto hallar los absurdos como obtener la coherencia.

·


jueves, 23 de enero de 2014

VERDAD EN PALABRAS


Existe un mundo de tintas diversas,
unas son polvo, y otras de minio;
mas como nunca hubiera ocurrido
ya ni siquera se encuentran impresas.

Y todas éstas las hemos probado
los que escribiendo vivimos buscando
la que más mágica pueda entregarnos
cómodos versos directo en las manos.

Con la experiencia es posible juzgarse
en cada intento la comodidad, mas
nunca la magia ha sido concedida,

pues, en contraste, otra cosa que aguarda es
en fantasía evaluar libertades,
siendo ficticias: verdad en palabras.


23 de Enero de 2014


martes, 21 de enero de 2014

EL CAJÓN DE LOS RECUERDOS


He soñado una pesadilla.
Por fortuna no ha sido extensa
ni es de mi realidad inmediata:
comprendo que el cambio de horario,
de hábitos,
me ha vuelto el sueño “ligero”;
además me he descubierto, sin quererlo, del frío intenso.

Entiendo que es mi cerebro
con riendas sueltas y atando cabos
a su absurda manera.

De miedo ante el resultado
me despierta:
«¡Ayúdame!, no supe controlarlo»,
y debo hacer pausa en mi descanso
para explicarle,
y consolarlo,
y atar correctamente cabos mientras pienso
que un día antes tal o cual idea aparece repentinamente,
de la nada,
con albedrío propio y me encara,
y siento el mismo miedo que mi cerebro,
y eludo al miedo tras su idea macabra,
pero ha aguardado en el cajón de los recuerdos.


21 de Enero de 2014

lunes, 20 de enero de 2014

PIENSO


Pienso en las culpas futuras
y las encarno y presiento,
para sentir lo que siento
preso en mi propia negrura.

Nunca he sentido, hasta hoy,
con tal flagelo ternura,
así que vivo buscándo-
le causas con ansia y premura.

Muy resignado termino
cuando entretanto se pierde an-
te causas variadas, dominio;
mi alma que todo lo entiende.

Y, sin embargo, me alegro
cuando por causa se tiene
lobo feroz que al encuentro
manso canino se vuelve.

Tengo ganada fortuna
gracias a este consuelo,
y sin ser sólo negrura
eso que también comprendo.


20 de Enero de 2014